En este momento estás viendo El Trujillo que terminará con el Trujillismo

El Trujillo que terminará con el Trujillismo

Por ELVIN DOMINICI

El autoritarismo que se inició el 16 de agosto del 1930, cuando el dictador Rafael Leónidas Trujillo asumió la presidencia del país, todavía sigue hoy latente en el gobierno dominicano. Este legado autocrático es la religión absoluta de los apáticos políticos tradicionales, donde el fervor de sus egos, la depredación de los recursos del Estado y el sistema presidencialista unilateral son el veneno que matan la democracia.

Vemos que todavía se secuestra la libertad de prensa que es un derecho que lo constituye la Ley No. 6132, de Expresión y difusión del Pensamiento. La compra al por mayor de los medios de comunicación y periodistas ( bocinas ) del gobierno para subyugar voluntades y la oposición al estado.

No todas las conciencias están a la venta. Por esta razón, podemos enumerar varios casos de persecución de algunos medios de comunicación y periodistas valientes en contra del exceso del poder; así ocurrió recientemente con el programa el Jarabe de Marino Zapete, que fue sacado del canal por orden de esta tiranía.

Otros comunicadores han perdido sin explicación sus vidas, después de denunciar casos de corrupción. De estas muertes de estado todavía quedan las interrogantes: ¿Qué pasó con el caso de los disparos de la estación de radio 113 FM a Leo Martinez y Luis Manuel Medina en 2017?, ¿Qué ha pasado con el asesinato del profesor y abogado Yuniol Ramírez?

Estos actos viles en contra de las libertades ejercidas por nuestras leyes, nos ponen en manos de unos gobernantes intolerantes y opresivos. Hoy estamos viviendo el más cruel régimen lleno de impunidad absoluta con los casos de corrupción. Por esta razón nos preguntamos;

¿Qué ha pasado con la denuncia de corrupción de Alianza Dominicana en contra del exdirector de la OISOE?, ¿Qué fue del fraude del Banco Peravia?, ¿Qué ha pasado con la denuncia de corrupción con los préstamos de la Sun Land?

De igual manera, ¿Dondé están los presos de los casos de los Super Tucanos y Odebrecht?, ¿ Alguien se acuerda del caso del robo del parqueo de la UASD? ¿Qué ha pasado con el caso de los vagones del Metro de Santo Domingo?, ¿ Qué pasó con la venta ilegal del barrio los Tres Brazos ? ¿Qué ha pasado con el caso de corrupción de la OMSA?

Todos estos casos en contra de la democracia se sumergen en el limbo del olvido jurídico y los que se roban dos huevos le dan 10 años de cárcel. Sin dudas el Trujillismo sigue latente sin piedad en este país. Se sigue idolatrando las fotos e imágenes de “ Los Jefes” de todos los puestos del gobierno. Tenemos un gobierno centralizado en la voluntad absoluta del presidente, donde los tres poderes del Estado (Legislativo, Judicial y Ejecutivo) solo responden a él.

En este régimen te llevan preso por gritarle la verdad de ladrón y corrupto al presidente de la Cámara de Diputados. La policía sigue siendo el instrumento opresor del abuso de poder. Lo bueno es que la indignación de ese joven es el reflejo de un pueblo que está despertando.

Lo más irónico es que el nieto del “Jefe”; Ramfis Domínguez Trujillo, a quien quieren culpar de todas las atrocidades del Trujillismo y este es el que aunque quiera no puede sacarse la sangre que lleva en sus venas de su familia; es él quien quiere eliminar esta tiranía.

Ramfis es un candidato presidencial democrático con un plan de gobierno detallado para restaurar las libertades y terminar con el sistema Trujillista que estableció su abuelo en el 1930. Este es quien está promoviendo para llevar un verdadero cambio al gobierno. El está restableciendo el valor nacionalista, como enseñanza a seguir para enmendar a la patria.

Hay personas que no tienen la capacidad de ver a los Trujillistas que no son parte de la familia del dictador. Ramfis D. Trujillo su gran legado es que va a terminar con el Trujillato y hacer por primera vez en la historia un gobierno por y para el pueblo dominicano.

Compartir es amar

Deja una respuesta