Irán da por casi cerrado el acuerdo que limitaba su programa nuclear a cambio pero pide “flexibilidad” a Estados Unidos

Las autoridades iraníes respondieron a la propuesta que presentó la Unión Europea (UE) para salvar el pacto nuclear de 2015 y esperan una réplica en dos días, informaron este martes medios iraníes.

En su respuesta al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que ejerce de coordinador de las conversaciones, Irán expresó su opinión acerca de tres cuestiones que quedan por resolver en las conversaciones, desde su punto de vista.

“Hay diferencias en tres cuestiones, y Estados Unidos ha mostrado flexibilidad en dos de ellas, pero se deben incluir en el texto”, aseveró la agencia de noticias oficial IRNA. “La tercera cuestión está relacionada con las garantías del acuerdo”, continuó IRNA. Según fuentes diplomáticas occidentales, las principales cuestiones por resolver para Teherán son garantías de que Estados Unidos no abandone de nuevo el acuerdo como hizo el expresidente Donald Trump en 2018.

Otra cuestión pendiente es la petición iraní de que se cierre una investigación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) acerca del origen de las trazas de uranio encontradas en tres lugares que Irán no había declarado. Sin embargo, en otros asuntos que en el pasado impedían un acuerdo, como son las sanciones estadounidenses que pesan sobre la Guardia Revolucionario iraní, si se han alcanzado acuerdos.

“SÍ, PERO NO”

La fuente diplomática occidental, que prefirió mantener el anonimato, resumió la respuesta iraní en “un sí pero no, un no pero sí”. “No han querido perder la cara, pero tampoco han querido no contestar (a la propuesta europea)”, dijo la fuente. Por su parte, Mohamed Marandí, asesor de comunicación de Irán en las conversaciones nucleares, fue más optimista.

“No puedo decir que haya un acuerdo, pero estamos más cerca de lo que hemos estado antes”, aseguró en su cuenta de Twitter. Irán negocia con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Estados Unidos, de forma indirecta, la restauración del acuerdo nuclear de 2015.

Ayer el ministro de Exteriores iraní, Hosein Amir Abdolahian, anunció que respondería a la última propuesta de la UE, coordinadora de las conversaciones para salvar el acuerdo, y pareció indicar que la firma del acuerdo estaba cerca. Pero volvió a pedir a “flexibilidad” a Estados Unidos para cerrar el acuerdo.

“Nuestra decisión es firmar el acuerdo si se respetan nuestras líneas rojas. Una de las razones por las que se ha prolongado tanto es porque no queremos cruzar esas líneas rojas”, dijo Abdolahian. El ministro incluso hizo referencia a las quejas del Parlamento iraní acerca del texto. “Dicen que ven problemas en la propuesta europea, bueno, la otra parte también tiene demandas”, dijo.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.