En este momento estás viendo Trump promete más presión a Irán y las esperanzas de mediación se atenúan en la ONU

Trump promete más presión a Irán y las esperanzas de mediación se atenúan en la ONU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el martes con intensificar las sanciones contra Irán, a pesar de los esfuerzos de dirigentes, con el francés Emmanuel Macron a la cabeza, por propiciar un cada vez menos probable encuentro histórico entre los dos países en Nueva York.

En reuniones al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, tanto Macron como los líderes de Alemania y Japón conversaron por separado con Trump y el presidente iraní, Hasan Rohani, avivando especulaciones de una cumbre que podría aliviar la tensión entre Washington y Teherán.

Pero en su discurso ante los líderes mundiales, Trump dejó en claro que mantendrá la presión económica sobre Irán, mientras Rohani pide un alivio como condición para cualquier reunión.

«Las sanciones no serán levantadas mientras Irán mantenga un comportamiento amenazante. Serán endurecidas», declaró Trump.

Trump culpó a Irán por un ataque ocurrido el 14 de septiembre contra dos instalaciones petroleras sauditas, acusación que la república islámica niega.

Las potencias europeas, que también critican a Teherán, quieren a la vez rescatar un acuerdo de 2015 en virtud del cual Irán redujo drásticamente su programa nuclear a cambio de promesas no cumplidas de un alivio de sanciones.

En 2018, Trump se retiró de ese acuerdo e impuso sanciones, lo que provocó un aumento de las tensiones con Irán.

– Evitar una conflagración –

En su discurso en la tribuna de Naciones Unidas, Macron hizo un llamado el martes a Estados Unidos e Irán a reanudar las «negociaciones» para evitar los «riesgos de conflagración» en el Golfo.

«Ahora más que nunca es el momento de reanudar las negociaciones entre Estados Unidos, Irán, los signatarios del JCPOA (acuerdo nuclear de Irán) y los poderes de la región preocupados principalmente por las seguridad y la estabilidad».

Antes, Macron había dicho a la prensa que tuvo una reunión «extremadamente directa» de 90 minutos con Rohani el lunes por la noche, en la que planteó el asunto de los ataques en Arabia Saudita, el rival de Irán que lidera una ofensiva devastadora en Yemen.

«Necesitamos volver a la mesa para tener discusiones francas y exigentes sobre las actividades nucleares, regionales y balísticas de Irán, pero también para tener un enfoque más amplio que las sanciones», dijo Macron.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel, juzgó de «irreales» las exigencias de la república islámica, que pide se levanten todas las sanciones estadounidenses antes de sentarse a negociar. Aunque también dijo que mantiene la esperanza de que se concreten conversaciones.

– Mediación de Pakistán –

Otra prueba de la intensidad de la actividad diplomática por ese asunto la proporcionó el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, quien dijo el martes que Estados Unidos y Arabia Saudita le pidieron mediar con Irán para calmar las tensiones.

Khan se reunió con los presidentes de Estados Unidos e Irán en la sede de la ONU, luego de visitar al príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán en Arabia Saudita.

«Trump me pidió si podríamos aliviar la situación y tal vez llegar a otro acuerdo», dijo Khan a reporteros en Naciones Unidas.

«Sí, transmitimos eso, y sí, estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo», dijo.

«Inmediatamente hablé ayer con el presidente Rohani después de la reunión con el presidente Trump. No puedo decir nada en este momento más que esto, excepto que estamos tratando y mediando», dijo.

– Predisposición iraní –

En los últimos días, Irán ha sonado cada vez más abierto a una reunión con Estados Unidos.

«No le estamos cerrando la puerta a una conversación», dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

«Lo que estamos diciendo es que se necesita establecer credibilidad», dijo, advirtiendo sobre su negativa a darle una simple «oportunidad fotográfica» a Trump.

Otro signo de la buena voluntad del lado iraní es que el petrolero británico apresado en julio por Irán en el Estrecho de Ormuz fue liberado convenientemente cuando los líderes mundiales se reúnen en Nueva York.

Sin embargo, la tensión se mantiene y este martes por la mañana Irán rechazó por «ridículas» las acusaciones de Alemania, Gran Bretaña y Francia, que consideran que Teherán es responsable de los ataques en Arabia Saudita.

AFP

Compartir es amar

Deja una respuesta