En este momento estás viendo Saldo de muertos por coronavirus llega a 304 y China queda más aislada

Saldo de muertos por coronavirus llega a 304 y China queda más aislada

AFP.- China se encuentra cada vez más aislada a raíz de la epidemia con un nuevo coronavirus que ya dejó más de 300 muertos y unos 14.300 casos confirmados, ante las rígidas restricciones fronterizas impuestas por un creciente número de países como medida de protección.

El domingo, la Comisión de Salud Pública de la provincia china de Hubei reportó 45 nuevas víctimas fatales en las últimas 24 horas, y con ello el número total de personas muertas por la epidemia ya asciende a 304.

En tanto, las autoridades nacionales informaron que el número de casos confirmados de contaminación ya superó los 14.300.

Ante la propagación aparentemente imparable de este nuevo coronavirus, numerosos países cerraron sus fronteras al ingreso de viajeros provenientes de China en una desesperada tentativa de limitar su exposición a la epidemia.

El virus ya ha alcanzado a más de una veintena de países, incluyendo España, el Reino Unido, Alemania, Rusia y Suecia, mientras que África y América Latina parecían de momento exentas de la epidemia.

En América Latina los gobiernos de Guatemala y El Salvador ya suspendieron el ingreso a su territorio a personas provenientes de China.

Unos 150 casos ya se registraron a una veintena de países.

Ante la gravedad de la situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió el jueves declarar la epidemia «emergencia de salud pública de alcance internacional».

Varios países optaron además por cerrar sus fronteras e imponer severas restricciones a la circulación.

Estados Unidos ordenó medidas excepcionales para cerrar sus fronteras o para imponer la cuarentena a los viajeros procedentes de China, sobre todo del epicentro de la epidemia, la ciudad de Wuhan (centro) y la provincia de Hubei, sean o no estadounidenses.

Australia anunció el sábado que prohibía entrar a su territorio a cualquier persona no residente procedente de China, una medida similar a las anunciadas por otros países como Italia, Singapur y Mongolia, y que causaron malestar en Pekín.

Rusia se sumó, con la imposición de visas para turistas chinos y la suspensión de visas de trabajo para los ciudadanos de ese país a partir de la medianoche del sábado. Inclusive turistas chinos deberán ahora tramitar una visa.

– Malestar chino –

China, por su parte, criticó la reacción de los países que adoptaron restricciones, alegando que era necesario evitar el «pánico innecesario» con la implementación de «medidas excesivas».

Por su parte, la OMS advirtió de que las restricciones a la circulación podrían ser contraproducentes durante una emergencia sanitaria, por el riesgo de que perturben la distribución de ayudas y de lastrar la economía de los países afectados.

Numerosos países como España, Francia, India, Alemania, Polonia, Canadá, Colombia e Italia fletaron aviones a China para repatriar a sus ciudadanos o prevén hacerlo pronto.

Un avión de la Fuerza Aérea alemana con 102 alemanes y 26 extranjeros repatriados desde Wuhan llegó este sábado a Fráncfort y están siendo examinados en el aeropuerto. Serán sometidos a cuarentena.

Este sábado, el Reino Unido anunció que repatriará a parte de su personal diplomático radicado en China, y que solo permanecerán allí el «embajador y el personal necesario para las tareas esenciales».

Francia mantiene en un centro de vacaciones en el sur a unos 200 repatriados que evacuó el viernes, incluyendo en ese grupo a tres periodistas de AFP.

– Cuarentena gigante –

Al parecer, la epidemia apareció en diciembre en un mercado de Wuhan, una metrópolis que, de facto, se encuentra en cuarentena desde el 23 de enero. Tanto la ciudad como su región, donde viven unos 56 millones de personas, están aisladas del mundo.

Los hospitales de la ciudad están desbordados. Tras el brote, se decidió construir un nuevo hospital con capacidad para 1.000 pacientes, que empezará a estar operativo el lunes.

En otras partes del país, el miedo al contagio se apoderó de los habitantes, recelosos de salir de sus casas y que, cuando salen, lo hacen con mascarilla.

Muchos ciudadanos criticaron a las autoridades por no haber informado antes sobre el virus y, el viernes, el máximo responsable político de Wuhan llegó a admitir que se «culpaba» por haber ordenado restricciones a los desplazamientos demasiado tarde.

Las autoridades del Hubei extendieron las vacaciones del Año Nuevo Lunar hasta el 13 de febrero y anunciaron la suspensión de la inscripción de los matrimonios por los funcionarios del registro civil, a fin de desalentar las reuniones.

La ciudad de Huanggang, en las afueras de Wuhan, declaró que a partir de ahora sólo se permitiría a un miembro de cada hogar salir de su casa una vez cada dos días para comprar artículos de primera necesidad.

El banco central chino anunció este sábado que dará apoyo a empresas claves en la lucha contra la epidemia e instó a las entidades financieras a dar créditos a hospitales y otras instituciones médicas.

Como medida preventiva, el grupo estadounidense de informática Apple anunció el sábado el cierre de todas sus tiendas en China hasta el 9 de febrero.

Compartir es amar

Deja una respuesta