En este momento estás viendo Brasil: Bolsonaro echa a un ministro clave por un caso de corrupción

Brasil: Bolsonaro echa a un ministro clave por un caso de corrupción

Se trata de Gustavo Bebianno, secretario general de la Presidencia. Su partido está acusado de haber desviado fondos de la campaña.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaroechó este lunes a un ministro clave, el secretario general de la Presidencia, Gustavo Bebianno, en medio de un escándalo de corrupción vinculado al desvío de dinero público para la campaña electoral del gobernante Partido Social Liberal (PSL).

El desplazamiento, ordenado un mes y medio después de la llegada de Bolsonaro al poder, fue confirmado por el portavoz de la Presidencia, general Otávio Rego Barros, quien en una conferencia de prensa dijo que la decisión fue tomada “por el fuero íntimo” del mandatario, sin dar mayores explicaciones, y añadió que será reemplazado por un general.

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Bebbiano era presidente del PSL en la época de la campaña y es considerado responsable por el uso de “candidatos testaferros” para repartir partidas de dinero público asignadas a las campañas electorales.

El clima estaba enrarecido porque Bebianno había denunciado que recibió amenazas de muerte luego de que partidarios del presidente divulgaran su número de teléfono celular por las redes sociales.

Bolsonaro intentó moderar la crisis de su gabinete con el anuncio de su portavoz de que el jueves irá personalmente al Congreso para presentar el mayor proyecto de su gobierno, la reforma jubilatoria, que es la principal medida del ajuste económico planificado por el superministro de Economía, Paulo Guedes.

El ahora ex ministro Gustavo Bebianno, en una foto de septiembre, en plena campaña electoral. Reuters

El ahora ex ministro Gustavo Bebianno, en una foto de septiembre, en plena campaña electoral. Reuters

El escándalo que involucra al PSL revelado por el diario Folha de Sao Paulo erosionó parte de la agenda del gobierno.

El asunto tiene como eje a Bebianno y llevó al hijo del mandatario, concejal por Río de Janeiro, Carlos Bolsonaro, a acusarlo públicamente de “mentiroso”.

“Cuando salga del cargo voy a hablar, estoy acomodando las cosas en mi cabeza”, había dicho Bebianno, quien era presidente del PSL en la campaña electoral del año pasado, antes de que se conociera que había sido cesado.

Carlos Bolsonaro llamó por Twitter “mentiroso” a Bebianno por haber dicho que había conversado tres veces con su padre por el escándalo de desvío de dinero público de campaña a testaferros que simularon actos proselitistas en el estado de Pernambuco, algo que fue desmentido por el hijo del presidente.

El caso puso de relieve el tránsito irrestricto de los tres hijos políticos de Bolsonaro en el Palacio del Planalto y consolida el rol central del núcleo militar del gobierno.

De hecho, el reemplazante de Bebianno en la secretaría general de la Presidencia será el general retirado Floriano Peixoto Vieira Neto.

Así, ascenderán a nueve los miembros del núcleo militar dentro de la Casa de Gobierno, todos ellos en funciones clave. El escándalo de desvío de dinero por el cual está investigado Bebianno forma parte de los artilugios de los llamados partidos “de alquiler” como el PSL -al que Bolsonaro adhirió el último año- para aumentar su recaudación. Bebianno negó que esté preparando una denuncia contra Bolsonaro, como lo que circuló el fin de semana, como gesto de venganza por haber sido acusado del desvío de dinero.

El gobierno se enfrenta esta semana a dos proyectos refundacionales de la estructura brasileña, como el paquete de medidas contra el delito del ministro de Justicia, el ex juez del Lava Jato, Sérgio Moro, y la reforma jubilatoria, que debe aprobarse con una mayoría especial parlamentaria por tratarse de una reforma constitucional y que pretende elevar la edad a los 65 años para los hombres y a los 62 para las mujeres. Actualmente no hay límite de edad y sólo cuenta haber cotizado durante 35 y 30 años respectivamente.

“Voy a devolver el triple de amenazas que me hicieron pero en forma legal, denunciando a todos”, afirmó Bebianno, quien negó haber dicho a interlocutores que Bolsonaro se había vuelto loco, como publicó un columnista de la cadena Globonews.

Bebianno está sospechado de formar parte del envío, durante la campaña, de unos 120.000 dólares del fondo partidario obligatorio del Estado a una candidata fantasma para supuestamente usarla de testaferro.

Brasil: Bolsonaro lanza su reforma jubilatoria en medio de una tormenta política

Desde entonces, aliados del mandatario se han dividido por el protagonismo que Bolsonaro ha dado a su hijo Carlos, que no ocupa ningún cargo en el gobierno federal, y por cómo trató a Bebianno, uno de sus hombres de confianza.

La crisis tuvo a maltraer a los mercados que temen que el desgaste político de Bolsonaro comprometa el avance de la reforma de las jubilaciones. La Bolsa cayó ayer un 1,04% y el real perdió terreno frente al dólar, cotizándose a 3,73 unidades por billete verde, frente a 3,70 al cierre de los mercados del viernes. En el terreno negativo, las acciones ordinarias de Petrobras Distribuidora, una de las filiales de la estatal Petrobras, encabezaron las pérdidas de la jornada al caer un 3,51 %.

Jair Bolsonaro celebra que los médicos cubanos hayan sido reemplazados en Brasil

Fuente: Clarín

Compartir es amar

Deja una respuesta