En este momento estás viendo Alemania: Canciller Angela Merkel decretó «confinamiento duro» debido al aumento de casos de covid-19

Alemania: Canciller Angela Merkel decretó «confinamiento duro» debido al aumento de casos de covid-19

La canciller alemana, Angela Merkel, decretó un “confinamiento duro” en un nuevo esfuerzo para frenar la preocupante segunda ola de Covid-19. Centros educativos y negocios no esenciales permanecerán cerrados en la mayor economía europea desde el 16 de diciembre y hasta el 10 de enero.

La Navidad y el año nuevo de los alemanes transcurrirán en aislamiento. Con el anuncio hecho por la canciller Angela Merkel, en acuerdo con los estados federados, se acorta drásticamente la temporada de compras navideñas y se obliga a los ciudadanos a permanecer en casa para frenar la propagación del virus. A partir del miércoles, se endurecen las restricciones, con el cierre de la mayoría de las tiendas.

Esta noticia se da en un momento en que Europa está a la espera de aprobar el uso de varias vacunas para inmunizar a su población lo antes posible. El programa se espera que sea masivo aunque no será obligatorio en la mayoría de los países. 

Hasta el momento, casi 72.000.000 de personas han sido reportadas como contagiadas por la enfermedad en todo el mundo, de las cuales más de 1.607.000 han fallecido y 47 millones se han recuperado. 

A continuación, las noticias más destacadas sobre el avance de la pandemia en este domingo 13 de diciembre:

Alemania viene de un bloqueo parcial de seis semanas, con bares y restaurantes cerrados, mientras que las tiendas y las escuelas habían permanecido abiertas.

Pese a eso, los nuevos positivos y las muertes alcanzaron récords en las últimas jornadas. De ahí que la líder alemana concluyera que “hay una necesidad urgente de actuar” y por ello es mejor cerrar durante las fiestas.

Solo las tiendas de primera necesidad, como los supermercados y las farmacias, así como los bancos, permanecerán funcionando. Los salones de belleza y de tatuajes también deberán cerrar.

En general, se les pedirá a los empleadores que retornen a la modalidad de teletrabajo para operar y los colegios, que habían retomado las clases presenciales, deberán volver a la virtualidad.Informe desde Berlín: Angela Merkel decretó nuevo “confinamiento duro” en Alemania

En adelanto a la decisión, algunas regiones ya tenían restricciones más duras, pero de acuerdo con el primer ministro de Baviera, Markus Soeder, «la situación está fuera de control». «La luz de cierre ha tenido un impacto, pero no fue suficiente», agregó.

También coincidieron Merkel y Soeder en que era demasiado pronto para predecir si la economía podría reactivarse después del plazo inicial del 10 de enero, pero para paliar este nuevo golpe, el Gobierno apoyará a las empresas afectadas.

Ya se dispuso de un presupuesto de 11.000 millones de euros al mes para repartir entre los negocios paralizados que, podrán recibir hasta el 90% de los costos fijos, o hasta 500.000 euros mensuales, según confirmó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Siendo la economía más grande de Europa, Alemania destacó durante la primera ola de la pandemia por ser un ejemplo de éxito en mantener bajo control la propagación de la enfermedad, pero desde la segunda parte del año ha estado luchando por sostenerse, de cara a cifras cada vez mayores.

El número de casos confirmados en el país superó 1,3 millones, con más de 20.000 en la última jornada, informó el Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas. Los fallecidos son ya casi 22.000.

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa. aseguró que su ministerio confía en haber vacunado al 70% de la población tras el verano de 2021, que en este país finaliza a mediados de septiembre. El cálculo viene dado en función del número de vacunas que el país tiene ya aseguradas y del aparato logístico que tiene previsto iniciar el sistema público de salud. 

En un periódico español, el ministro aseguró que de esta forma se conseguirá la ansiada inmunidad rebaño que permitiría que el virus dejase de expandirse. En la entrevista Illa se aventuró a asegurar que las vacunaciones comenzarán en enero de 2021. El ministro considera que, aunque se esté en el principio del fin de la pandemia, las medidas de distanciamiento social y la mascarilla deberán seguir. 

«Hay mucho que no sabemos aún sobre la inmunidad de las vacunas y aquí tenemos que aplicar el principio de precaución. Será cuando nos recomienden los expertos que se pueden ir levantando las restricciones, aunque yo soy partidario de no precipitarnos porque todos hemos visto el año que llevamos», señaló.

A diferencia de otros países la tendencia de la segunda ola en España ya está a la baja y esto ha permitido que se relajen algunas medidas. 

Con EFE y Reuters

Compartir es amar

Deja una respuesta

5 × cinco =