En Gran Bretaña detectan 16.000 casos de COVID-19 no reportados

El gobierno británico inició una investigación sobre cómo fue que casi 16.000 nuevas infecciones de coronavirus no fueron reportadas tras producirse un problema técnico, un error que pudiera haber facilitado la propagación de un brote que según los críticos podría salirse de control fácilmente.

El secretario de Salud Matt Hancock le dijo el lunes a legisladores que el problema estaba relacionado con la “transferencia automatizada de archivos”. Se cree que hubo limitaciones en el tamaño del archivo en las hojas de cálculo de Excel utilizadas en el programa de pruebas y rastreo.

“Este es un problema grave que está siendo investigado a fondo”, afirmó Hancock. “Ahora es crucial que trabajemos juntos para corregir las cosas y nos aseguremos de que no vuelva a ocurrir”.

Hancock se presentó ante la Cámara de los Comunes luego de que el fin de semana se diera a conocer que 15.841 casos de COVID-19 no fueron contabilizados entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre. Aunque a los que dieron positivo se les informó que estaban infectados, sus contactos —potencialmente unas 50.000 personas— no fueron rastreados, una falla que podría haber favorecido más contagios.

Señaló que 51% de los que dieron positivo fueron localizados de nuevo y que sus contactos fueron alertados de inmediato después de eso.

A pesar de que se añadieron tantos casos nuevos, Hancock dijo que el principal funcionario médico del gobierno “no ha modificado sustancialmente” su opinión respecto a la situación de la pandemia en Gran Bretaña, que al igual que otros países de Europa enfrenta un segundo repunte de infecciones.

Jonathan Ashworth, homólogo de Hancock en el Partido Laborista, dijo que la falla deja ver lo “caótico” del plan del gobierno conservador para combatir la pandemia y que este nuevo problema en el régimen de pruebas del país estaba “poniendo vidas en riesgo”.

Legisladores de todos los partidos han criticado al gobierno del primer ministro Boris Johnson por un déficit en la capacidad para efectuar pruebas, debido al cual se le ha solicitado a algunas personas que viajen cientos de kilómetros para hacerse una, y por las demoras en notificarle a la gente los resultados.

Aparentemente el problema más reciente parece haber sido causado por un archivo de Excel que estaba al límite durante un proceso automatizado. Aunque ese software es de uso muy común entre los consumidores, los expertos dicen que tiene varias limitaciones para usarse en proyectos mucho más amplios.

AP

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =